La relación de los principales elementos en el comportamiento humano

simbolos_de_los_elementos_by_yuzumi2000-d6lbr5j

La interacción de los dos principales elementos (Agua y Fuego) puede también ser encontrada en la unión del masculino con el femenino, donde el hombre, a través de su naturaleza, contribuye con el relacionamiento con las fuerzas creativas del fuego, mientras la mujer contribuye con las fuerzas de sustentación del elemento agua, formando la fundación necesaria para la operación activa del hombre. Cada uno de los cuatro elementos es inherentemente neutro y no es ni bueno ni malo. Es el hombre quien imprime a la actuación de los elementos un carácter bueno o malo. Pero, para que no nos quedemos presos a teorías, aun que el conocimiento correcto es también importante para el desarrollo espiritual del hombre, veamos los aspectos tanto positivos como negativos que el hombre puede desarrollar dentro de sí.

Al leer las cualidades individuales usted puede tener la sensación de que no tiene muchos trazos característicos del elemento que predomina en su personalidad o puede encontrar en sí trazos de otros elementos. Depende de cuánto usted esté desarrollado como espíritu humano y de cuántas cualidades usted desarrolló a través de la experiencia. En otras palabras: algunos cosechan treinta veces más, otros sesenta veces y otros una centena de veces. Pero todos deben alcanzar la perfección transformando todas las cualidades negativas y positivas.

g yan

El elemento fuego (colérico)

Cualidades positivas: vigoroso, cuidadoso, entusiasmado, corajoso, determinado, creativo, osado, esforzado, persistente…

Cualidades negativas: susceptibles a  discusión, irritadizo, con impulsos de destruir todo, apasionado, insensato, celoso, voraz, vengativo, violento, odioso, rabioso, intempestivo

El elemento aire (sanguíneo)

Cualidades positivas: vigilante, libre, cordial, confiable, claro, luminoso, independiente, diestro, optimista, diligente, perspicaz, alegre…

Cualidades negativas: Inestable, deshonesto, copuchento, astuto, calumniador, hablador, inconstante, susceptible, gastador…

El elemento agua (flemático)

Calidades positivas: comprensivo, sereno, moderado, confiable, devoto, piadoso, indulgente, modesto, fervoroso, flexible, meditativo, interiorizado…

Cualidades negativas: indiferente, insensible, flojo, indolente, rígido, retraído, desconsiderado, inestable, desanimado…

El elemento tierra (melancólico)

Cualidades positivas: consistente, consciente, perseverante, puntual, cauteloso, resistente, responsable, firme, confiable, sobrio, ambicioso, respetuoso, realista…

Cualidades negativas: materialista, superficial, flojo, indiferente, lento, susceptible, inconsciente, inconsistente, tímido, desvergonzado…

Todos tenemos un libre arbitrio, pero también la responsabilidad de decidir cómo utilizar la fuerza de los elementos y cuáles son las cualidades a  desarrollar en nuestro carácter. Pero sí aún tenemos trazos negativos que no fueron transformados en nuestro carácter, entonces no nos sorprende el hecho de que no estemos bien en algunas áreas de nuestra vida, o  sí no podemos elevar hacia la tan ansiada Luz, después de la muerte de nuestro receptáculo físico.

Advertisements
La relación de los principales elementos en el comportamiento humano

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s